Mientras preocupa el nombre de un estadio, en Abengoa Vivoratá despidieron a más de 40 personas y suspendieron otros tantos

La empresa que lleva delante las obras de la nueva línea eléctrica de alta tensión, desde Bahía Blanca hasta Villa Gesell, ha despedido en estas últimas semanas a más de 40 empleados, que en su mayoría residen en Coronel Vidal y Vivoratá. Según supimos, es un ajuste por las medidas gubernamentales a nivel nacional, lo que ocasionó que Teyma Abengoa deba despedir gente y suspender otros tantos. Así mismo, también surgió que la empresa trató de preservar las fuentes laborales, pero la situación se lo impidió.

Como es sabido, a nivel nacional se hizo un ajuste muy importante de las obras en ejecución, y la obra de Interconexion Atlántica, en su tramo norte, quedó paralizada. Ahora vuelve la incertidumbre a los trabajadores, que ya han pasado por una situación similar, cuando en 2016, los despidieron a todos y luego los reincorporaron. Ahora es distinto, porque los obreros están siendo echados de sus trabajos, sin posibilidad de volver.

La obra esta en una etapa de culminación, pero ese no es el motivo para los despidos, ya que aún quedan muchas tareas por realizar, y hay grandes posibilidades de que se cancele definitivamente.

Un dato no menor también, es que una buena fracción de los obreros especializados, fueron llegando desde diferentes latitudes del país, y generaron un movimiento económico en las localidades, tanto en comercios, como asi también en los alquileres de viviendas.

Los empleados despedidos, y los suspendidos, esperan que haya al menos, un comunicado del gobierno local, para ver como seguirá la situación laboral de ellos, ya que se trata de una obra gubernamental.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *