CULTURA CON NOMBRE PROPIO: El HCD aprobó la imposición de “Oscar Sestelo” al centro cultural de Coronel Vidal

Este miércoles, el Honorable Concejo Deliberante, aprobó el pedido de imposición de nombre para el Centro Cultural de Coronel Vidal. De esta manera, ese edificio publico pasará a llamarse “Oscar Sestelo”, en homenaje a uno de los gestores culturales mas destacados que ha tenido el distrito.

Oscar Sestelo desde su juventud fue un hombre totalmente comprometido con su Comunidad. Formó parte de todas las comisiones existentes en la ciudad que tuvieran que ver con el arte y la cultura. A través de su simpatía y don de gente consiguió que visitaran nuestro Partido importantes figuras del cine, el teatro y la música. Desde su lugar dentro del Municipio fue gestor de festivales a beneficio de entidades, charlas de interés general, espectáculos artísticos de relevancia, muestras de pintura y fotografía. Organizó concursos destinados a las escuelas con premios que elaboraba con sus propias manos. Infinidad de alumnos aprendieron dibujo con Oscar en el IMCA y sus platos pintados artísticamente adornan muchos hogares de la ciudad.

Como Jefe de Prensa fue el nexo entre todos los medios de la zona e inclusive de la Capital Federal. Su trato cordial y su carácter extrovertido le permitieron relacionarse con las más altas figuras del ambiente periodístico y actoral. Prueba de ello es que desde siempre fue invitado especial en el Festival Internacional del Cine de la ciudad de Mar del Plata. También fue muy importante su participación en la Comisión del Centenario de Coronel Vidal y en la declaración de la localidad como ciudad.

Fue formador del Museo Histórico que durante muchos años funcionó en la Casa de la Cultura que se encontraba dentro del Palacio Municipal. Era un placer para las escuelas recorrer el lugar con sus relatos, que hablaban de una época pasada y de personajes que en su boca resultaban extraordinarios. Sus compañeros de trabajo acudían a él cuando necesitaban una palabra de aliento o una charla divertida. Era la persona ideal para esos momentos.

Desde el Rotary Club fue uno de los impulsores de Interact (Rotary para jóvenes) que permitió, entre otras cosas, el intercambio de estudiantes con sus pares de otros países en una experiencia maravillosa. De su imaginación surgieron espectáculos para recaudar fondos para instituciones. Entre ellas se destacó “Diez para Brillar” que emulaba a un conocido programa televisivo de ese momento del que participaban padres con sus hijos. El ciclo se realizaba en el antiguo Club Arco Iris y despertaba el interés de la comunidad. Allí, los participantes respondían una batería de preguntas y respuestas sobre cultura general.

Dueño de una memoria prodigiosa, siempre nos llevaba al pasado con anécdotas divertidas, trágicas y algunas hasta irreales.

Descendiente de figuras conocidas de la política local, siempre se brindó a todos por igual y dedicó su vida al arte, a la solidaridad, a sus sobrinos y a sus amigos. Así será recordado.

 

Texto: Regina Cruces

En la imagen: Oscar Sestelo junto a Víctor Abel Giménez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *