TIPANTÚ: Venden un emprendimiento urbano que no tiene permisos municipales ni del OPDS lindero a Camet Norte

¿Qué es Tipantú?, es un emprendimiento urbanístico que se pretende crear en un sector lindero a Camet Norte. Hasta ahí todo bien, el único detalle, es que se están ofreciendo los terrenos a la venta por internet, cuando los desarrolladores aun ni siquiera mantuvieron una sola reunión con el municipio para iniciar un loteo u otro tipo de obras en ese sector. El secretario general Walter Wischiniveztky agregó que “no han ni siquiera iniciado el trámite de prefactibilidad”

El lugar tiene acceso por ruta 11 y ya se encuentra en etapa de comercialización. Esto obligó al municipio a dar el alerta correspondiente, ya que no hay nada oficial que habilite el proyecto, aunque aclararon que eso no significa que no se pueda llevar adelante. Lo que se busca es que se cumplan todos los ítems legales necesarios para lograr hacerlo.

A fin de poder concretar el desarrollo urbanístico el camino a seguir por los emprendedores privados es extenso. Además de la obtención inicial de la prefactibilidad por parte de la municipalidad de Mar Chiquita, posteriormente son varios los organismos provinciales que deben tomar cartas en el asunto. Según la ley 8912 del año 1977, que definió el orden en la subdivisión de terrenos en la provincia de Buenos Aires, el predio lindero a Camet Norte “podría ser urbano”, aclaró el funcionario.

“Tienen que presentar planos de división y los compromisos de qué tipo de infraestructura van a realizar. Sería un loteo abierto, no un barrio cerrado” pormenorizó Wischnivetzky, y aclaró que hay otras numerosas cuestiones a revisar en el marco de otra legislación fundamental, la ley de Hábitat: “Los emprendedores están obligados a definir qué sector será de uso público y a definir esos espacios para diversos equipamientos urbanos. Esa ley define además una plusvalía de la tierra y debe contar con la autorización del municipio para transformar de manera prolija y ordenada ese predio en algo urbano, ya que eso aumentará su valor considerablemente”, detalló.

Sin ánimo de entorpecer el proyecto, Wischnivetzki sí se preocupó por poner el foco en la comunidad interesada en adquirir algún lote: “El que compra ahí está en el riesgo de comprar algo que no está. Está comprando una aventura, o como dicen los abogados, un derecho en expectativa”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *